Medidas Covid 19

Entradas de la etiqueta: #José Ignacio Pérez de Albéniz

Salud y Economía

¿Que prima la salud o la economía? ¿Debemos elegir? José Ignacio Pérez de Albéniz, socio-director de ARPA nos da las claves en el siguiente artículo publicado el pasado lunes 29 de junio. por Diario de Navarra.

 

Salud o economía. Así se ha llegado a plantear por algunos, especialmente al principio de la pandemia, el dilema que justificó las medidas más restrictivas y drásticas que la mayoría hemos conocido en nuestras vidas. Lo primero es la salud y lo demás viene después. Por supuesto. Cómo no estar de acuerdo.

El problema viene cuando el deterioro económico puede acabar afectando a la salud, personal y social. Porque la economía no es un ente abstracto. La economía es tu empleo, mi empleo, nuestro sustento vital. Y es entonces cuando nos damos cuenta de que, probablemente, ese dilema es un sofisma. De que sin salud no hay actividad económica, pero sin economía no hay hospitales. De que no deberíamos enfrentar la salud con la economía, sino más bien tendríamos que hablar de salud y economía y de cómo conciliar y equilibrar en cada momento ambas caras de la misma moneda vital.

Llevamos más de tres meses de pandemia y de estado de alarma. Hemos pasado por diferentes fases normativas y, también, emocionales. Novedad, temor, incertidumbre, pesimismo activo, ansiedad, apertura, esperanza, moderado optimismo (por barrios). Seguimos sin saber que nos viene y cuando, pero sabemos que quedan efectos todavía por venir. Pero si partimos de la hipótesis de que, tras el hundimiento vertiginoso, iremos recuperando la normalidad con cierta celeridad, tenemos que ir tapando el gran agujero que se ha producido en nuestras economías. Necesitamos un crédito puente para salvar esta situación. Incluso, aunque se produjera algún rebrote relevante, este no debería tener los mismos efectos que el primero, nos tiene que encontrar más preparados, y tendremos que aplicar medidas mucho más selectivas y focalizadas que las que hemos llevado a cabo hasta ahora, que han sido más gruesas principalmente por lo inédito de la situación y el poco conocimiento que teníamos sobre este virus. Tendremos que pintar con pincel y no con rodillo.

Europa está reaccionando con más rapidez. Por lo menos inicialmente. Ha habido aprendizaje de la anterior crisis. Ahora la causa ha sido un desastre natural, esta vez no ha sido endémica del sistema, a pesar de que ha dejado también al descubierto muchas de sus imperfecciones. El mensaje para recuperar la confianza es que habrá dinero para la reconstrucción. Y ya solo el mensaje es muy importante, todo está basado en la confianza. Habrá condiciones, los frugales las exigirán. Y debería haberlas. Eso sí, condiciones, no sogas en el cuello. La más estricta frugalidad o austeridad en tiempos de supervivencia no suele arreglar gran cosa. Keynes ya lo descubrió hace casi un siglo.

Y cómo equilibrar la necesidad de cubrir el gasto extraordinario que ha generado la situación e impulsar la economía para cubrir este agujero con la necesidad de financiarlo. No es nada sencillo y requerirá tiempo. Pero en mi opinión, hay una serie de principios que habría que tener en cuenta.

En primer lugar, el reto ahora, y en cierto modo siempre pero hoy manifestado con mayor crudeza, no es tanto dejar de gastar ni de invertir, sino elegir bien el gasto que aporta y cortar el que no aporta. Las empresas lo estamos haciendo. Y, a nivel público, esto requiere, de una vez por todas, elegir muy bien qué gasto es necesario y eficiente, y cuál es superfluo e innecesario. Hay que acometer esta tarea como sea. Si no se hace, llegará un momento en que el gasto será insostenible. Y entonces las medidas serán drásticas y no selectivas. Urge llevar a cabo esa revisión, hay que empezar a hacerlo.

En segundo lugar, no subir los impuestos. Podemos tener la tentación de pensar que el Boletín Oficial cambia la realidad. Subimos los tipos, aumenta la recaudación. La experiencia nos demuestra que no es necesariamente así, y menos en tiempos de crisis. El viento económico hace mover los molinos de la recaudación. Si no hay viento… podemos intentar soplar, pero no es suficiente. Y no es el momento de retirar más rentas de los agentes económicos, de las familias y empresas.

Lo que si podemos hacer en materia fiscal, y especialmente en Navarra gracias a nuestras competencias, es aplicar medidas bien enfocadas y dirigidas. En primer lugar, generar liquidez para parar la primera embestida. Una buena política de aplazamientos, especialmente para las PYMES. Y es de agradecer porque se ha empezado a hacer. Y debería continuar a lo largo de este año.

Además, de forma más estructural, incentivar comportamientos para que las empresas puedan resurgir y generar valor. Incentivos dirigidos a la inversión, al empleo, a la energía verde, a la transformación digital, al ahorro focalizado en la innovación, en el crecimiento productivo. Generar valor es generar empleo. No olvidemos que las empresas son también los trabajadores, y que las medidas que se enfocan a ellas revierten en todos, incluida Hacienda.

Elegir bien el gasto, aplicar liquidez vía aplazamientos y no subir los impuestos. ¿Cómo cuadramos esto? En esta crisis, especialmente, hay que recurrir al endeudamiento. Las empresas privadas están pidiendo ICOs, la administración tiene que endeudarse para detener la sangría y estimular la generación de actividad. Y habrá que planificar también devolver el crédito cuando volvamos a la generación de recursos, ese debería ser el compromiso para acceder a él, tener un plan de verdad para posteriormente ir amortizándolo, y no pensar en que los recursos son ilimitados. Si no es así, no dejaremos un buen legado.

Hoy es momento de endeudarse. Pero de endeudarse bien, para los gastos que verdaderamente hagan falta. De elegirlos previamente. Y de aplicar ese dinero de manera muy eficiente. Esto es clave. Y permitirá que salud y economía no sean una disyuntiva.

 

 

 

 

ARPA propone incentivos fiscales al mecenazgo y a la investigación en la Universidad

El despacho navarro participa junto a otros cuatro expertos en la elaboración de un libro de la Conferencia de Consejos Sociales de las Universidades

ARPA Abogados Consultores ha participado en la propuesta de incentivos fiscales al mecenazgo y a la investigación en la Universidad. Como miembro de ese grupo de cinco expertos, seleccionados por la Conferencia de Consejos Sociales de Universidades, su labor ha sido analizar la situación del mecenazgo privado en España y proponer medidas concretas para consolidar un régimen fiscal atractivo que incentive la financiación privada de las universidades.

Las medidas propuestas han sido recogidas en el libro “Inventivos fiscales al mecenazgo y la investigación en la Universidad”, presentado recientemente en Madrid, en un acto en el que han participado el presidente de la Conferencia de Consejos Sociales, Antonio Abril, el Secretario General de Universidades, José Manuel Pingarrón, y el vicepresidente adjunto de la Conferencia de Rectores de las Universidades Españolas, José María Sanz.

El equipo de expertos redactor del libro lo conforman el director general de ARPA Abogados Consultores, José Ignacio Pérez de Albéniz, y los catedráticos y profesores universitarios José Pedreira Menéndez (Universidad de Oviedo), Isidoro Martín Dégano (UNED), Alejandro Blázquez Godoy (Universidad Rey Juan Carlos) y José Manuel Pérez Lara (Universidad de Granada). Ha coordinado el trabajo el profesor de la Universidad de Las Palmas de Gran Canarias, Víctor M. Sánchez Blázquez.

El estudio cifra en el 20% los fondos de origen privado de las universidades españolas, frente al 40% de media europea, y señala que sólo un 7% proceden de donativos particulares o transferencias de empresas. Según la Conferencia de Consejos Sociales de Universidades, “en España apenas se ha cultivado una cultura filantrópica sostenida en el tiempo y la mayoría de universidades públicas tampoco cuentan con tradición en materia de captación de recursos privados”.

El libro analiza la situación actual a partir de la ley 49/2002, de 23 de diciembre, de régimen fiscal de las entidades sin fines lucrativos y de los incentivos fiscales al mecenazgo y realiza un estudio comparado con otros países. Entre las propuestas de actuación, plantea fomentar unidades en las universidades cuya actividad de captación de fondos se dirija al sector privado o a ampliar la inclusión de las universidades en las «actividades prioritarias de mecenazgo». Asimismo, se plantean propuestas de mecenazgo en la Universidad a través de donaciones, formas jurídicas de organización y cooperación en la gestión e investigación con la universidad.

ARPA Abogados Consultores cuenta con amplia experiencia en el estudio, informe y asesoramiento del mecenazgo, entre la que destaca haber sido uno de los proponentes de numerosas medidas en la primera ley de mecenazgo cultural, aprobada en Navarra en el año 2015. Esta ley establece un nuevo modelo de colaboración público-privada para la realización de proyectos o actividades culturales, con deducciones fiscales de hasta el 80% para los mecenas.

ARPA Abogados Consultores es un despacho con más de 30 años de experiencia y sedes en Pamplona, Madrid, San Sebastián y Valladolid. Asimismo, forma parte de las redes Latiam y Eurojuris International para ofrecer cobertura jurídica en más de 60 países. El despacho navarro cuenta en la actualidad con una plantilla de más de 70 profesionales para acompañar a las empresas en sus proyectos, ofreciendo un asesoramiento integral, jurídico, económico y fiscal, aportando valor, confianza, compromiso y seguridad a sus clientes.

 

Entrevista de José Ignacio Pérez de Albeniz para LegalToday

El pasado 5 de noviembre de 2018, José Ignacio Pérez de Albéniz, Director General de ARPA Abogados Consultores concedía una entrevista a Legal Today, el portal jurídico hecho por abogados y para abogados.

Legal Today es un portal de tendencias jurídicas diseñado por la editorial Thomson Reuters al servicio de los profesionales de los despachos. Se trata de un espacio creado por abogados y para abogados que se ha convertido en la principal fuente de información de los profesionales del sector y en la que la participación activa del usuario es clave.

En ella, le preguntan por los motivos que le empujaron a abandonar su puesto de Director General de Hacienda para embarcarse en este reto que supone ocupar el cargo de Director General de una empresa de la magnitud y la experiencia de ARPA.

En cuanto a sus predicciones para el sector a medio plazo, José Ignacio pronostica que: “El futuro será bueno, pero tenemos que construirlo”. Desde ARPA, estamos trabajando para responder a las necesidades de nuestros clientes que ya se están viendo afectados por la digitalización de la economía.

El artículo recoge las palabras de José Ignacio en las que concluye que “hay que caminar hacia la transformación digital, pero sin perder la serenidad para no precipitarse”. En su opinión, no se trata solamente de un tema de tecnología sino, sobre todo, de adaptación de las personas y de reenfoque de la labor del profesional hacia roles menos instrumentales y más esenciales en los servicios.

 Si hay una máxima que define la filosofía de ARPA es “la cercanía al cliente para llegar lejos”.

Si desea leer la entrevista al completo, puede hacerlo a través del siguiente enlace.

X